Dirección de procesos básica o de como afinar nuestra empresa 12 de ?

  • Imprimir

"Takt Time", ajuste de líneas, fuerza de trabajo y tareas.

grafajustelinea    Un año dedicado ya a hablar sobre gestión de producción; el próximo mes tomaremos un descanso en este tema y pasaré a contaros algunas cosas sobre finanzas.

     Los conocimientos aquí reflejados derivan del magnífico curso impartido por Christian Terwiesch profesor de la Wharton School de la University of Pennsylvania a través de Coursera, muy recomendable e inspirador, junto a los conocimientos adquiridos en el máster MBA de la Universidad de Burgos.

El “Takt time”   

 

     Este concepto bebe directamente de conceptos como el “Lead-Time” y nivelación (HEIJUNKA) para su implementación a través del lean manufacturing.



    Takt, en el idioma germano viene a ser algo así como ritmo, pero en gestión de producción se refiere al compás óptimo al que un producto debe ser fabricado para satisfacer la demanda del cliente.



    Si contamos con un puesto del proceso con tareas, en el que no se produce al ritmo demandado, el “Takt time” es menor que el tiempo de la tarea, necesitaremos horas extras, turnos adicionales… para poder conseguir la producción que el cliente nos pide.


   

    Si por el contrario producimos por encima de lo demandado, el tiempo de la tarea es menor que el “Takt time” y generaremos exceso de producción.



    Por lo que buscaremos una posición intermedia, en la que el “Takt time” se nivela con el tiempo de la tarea.



    Con todo lo que hemos visto anteriormente sobre cuellos de botella (esos puntos del sistema productivo en el que se producían embotellamientos que ralentizaban la producción), un incorrecto “Takt time” genera tiempo de inactividad, que se verá agravado si la demanda es mayor que lo que el proceso puede asumir en determinadas estaciones.



   Para solucionarlo, ajustaremos el número de máquinas o de trabajadores, y ajustaremos las líneas de producción controlando la capacidad del puesto cuello de botella con respecto al resto de puestos, reduciendo o eliminando ese idle time (tiempo de inactividad). Esto se llama balanceo de línea o ajuste de línea.



    Si seguimos con nuestro ejemplo de Subway, en el que la mano de obra tarda 120 segundos por unidad servida, y teníamos 3 operarios, uno que tardaba 37 segundos en preparar el pan, el siguiente 46 segundos en colocar el tomate y demás elementos, y el último de 37 segundos en echar la salsa y cerrar el sadwich. Para una demanda de 80 unidades a la hora, ¿Cómo ajustaríamos la línea según el método “Takt time”?



    Primero hallaremos la cifra del “Takt time”: Como cada hora tiene 3600 segundos, dividimos 3600 segundos/80 unidades demandadas, obteniendo 45 segundos por unidad como “Takt time”: Si no produciríamos una unidad cada 45 segundos, la demanda no sería satisfecha a un ritmo óptimo. ¿Cuántos trabajadores se necesitaría según el “Takt time”?



    El objetivo de la fuerza de trabajo sería: 120 segundos por unidad/45 segundos por unidad, 2,67 operadores/trabajadores. Es lógico pensar que no vamos a partir una persona en cien partes y quedarnos 67, o que dividiremos una misma tarea entre diferentes operadores, de tal manera que por ejemplo un trabajador coloque una rodaja de tomate y el siguiente media en un mismo sándwich. Pero con este dato nos acercamos al óptimo de configuración de nuestra plantilla, y nos permitirá diseñar nuestras líneas desde cero.



    ¿Qué ocurriría si la demanda se eleva a 160?, el “Takt time” sería aquí de 22,5 segundos por unidad (3600/160), y por lo tanto se requeriría 5,42 trabajadores para cubrir la demanda (120/22,5=5,42).


grafajustelinea


    Recapitulemos lo que supondría un ajuste de línea:


1. Determinar el “Takt time”.

2. Asignar tareas a cada etapa del proceso o recurso hasta que nuestro tiempo de proceso sea menor al “Takt time” (en el gráfico de “balanceo de línea”, 30).

3. Asegurarnos que todas las tareas son asignadas, minimizando el personal que necesitaremos.

4. Si la demanda se incrementa se reduce el “Takt time” y por lo tanto se endurece el ajuste de línea.

   

   

    Cabe decir que esto ocurre así en un ajuste estático, pero que la cosa se complica al llevarlo a una realidad dinámica cuyos factores varían, como mínimo la demanda, y requieren de un ajuste continuo y variable en el tiempo.


     Además, si los ajustes se producen sobre puestos que no son cuellos de botella los resultados son menos visibles, pero si se aplican sobre los anteriores, obtendremos grandes beneficios.



Si quieres leer toda la serie de Dirección de la Producción al completo: